martes, 5 de febrero de 2019

Fluyendo las sombras.

Fluyendo las sombras, decorando las luces. En el rio de vivir y de la moda, soy yo acaparando mis gastos con mi deplorable sueldo mínimo.
La dualidad de mi Tan Mala y Tan buena las adquiero con el tiempo,
Honestamente quisiera un día despertarme en un lugar mas tranquilo, en un mundo sin preocupaciones..
Pero todo cierra, los momentos conectan, las canciones no son al azhar, y los llamados son en el tiempo y lugar exacto. Todos estamos destinados, a comprender a la fuerza lo que nos toca vivir.
Mientras mas experiencias, mas sanación, cada vez mas cerca de ese mundo.... Al fin y al cabo morir es un Juicio que los viejos tenemos que pagar..
La vida se nos pasa en un solo sentido, nacer adoctrinado, trabajar, trabajar, trabajar, trabajar y trabajar multiplicado por 8 hs al dia.
3/4 de tu vida para mantenerte estable y ser feliz solo un cuarto?. Acaso, con tan poco se conforman compañeros? Nos hemos adaptado al sistema de los otros y a los lados salvajes de la economía.
Yo así no puedo, y mas cuando hay algo adentro que sabe el camino correcto y no quiere tomarlo.

A fuera del país!!!!! (Me gritan las nostalgias y los sueños)

jueves, 13 de diciembre de 2018

Fluyendo de alma

Siempre tuve piques, y de todos me enamore .Con algunos quede como una idiota, con otros como algo imposible. Estos años me han enseñado a vivir para atrás, es como cuando uno entiende de atrás para adelante, de las cosas mas abstractas, a los detalles mas tontos
.
Mi familia siempre lo dedujo, en la vida iba a dejarlos intranquilos, porque ellos saben los riesgos que asumo y unos de ellos, es no escuchar la institución, no escucharlos a ellos, y no escuchar a mi alma.
Estoy escuchando la lluvia de fondo con un toque suave de Amy Winehose y siento que estoy comenzando a encontrar mis puntos máximos de vida, como si estuviera  de a ratos viviendo con alma, con puro alma.
Un alma que no entiende de vida, pero sabe de muertes, como cuando una oruga se convierte en mariposa o cuando el azúcar se convierte en caramelo, y después en golosina. O también, algunos cambios de plano.

Ahora entiendo por que aun no es tiempo de escribir un libro, no hay un final que quiero. Porque me quiero y no me quiero a la misma vez.
Me quiero viva pero amarrada  (Estoy pensando si en verdad soy masoquista.) Y pienso en esa decisión, en ese colectivo, en ese mar, en ese desencuentro esperado. Dos caminos distintos se valen de un par de pesos y yo me arriesgue hasta acá, hasta el limite de todo.